COMUNICADO: Las Fuerzas Armadas a la ciudadanía


COLABORACIÓN DE LAS FUERZAS ARMADAS A LA FISCALÍA PROVINCIAL DE PICHINCHA

Han transcurrido más de 10 años de los hechos suscitados el 30 de septiembre de 2010, en una inédita insubordinación policial violenta, que según varios analistas y versados en derecho, puso en peligro el sistema democrático del país con la retención del presidente Rafael Correa en el Hospital de la Policía Nacional, en la ciudad de Quito.

Durante todos estos años, la Fiscalía General del Estado en ejercicio de sus competencias ha iniciado un sinnúmero de indagaciones e investigaciones para esclarecer los hechos registrados el 30 de septiembre denominados (30-S), sucesos que quedaron por siempre gravados en la retina de todos los ecuatorianos como el día en que se puso en riesgo la estabilidad democrática, en que se afectaron derechos fundamentales, como la vida, la paz y la libertad, con una revuelta policial alentada por la desinformación. Los hechos violentos iniciados por un grupo de policías teniendo como epicentro el Regimiento Quito, causó la muerte de dos militares, un policía y un ciudadano civil, así como gran cantidad de heridos del personal militar, que actúo en cumplimiento de un estado de excepción emitido por autoridad legal competente (Presidente de la República).

La Fiscalía General del Estado tiene el deber de investigar los hechos suscitados en el país el 30S, con objetividad, imparcialidad y justicia para determinar con transparencia lo verdad de los hechos y de ser el caso se sancione a los verdaderos responsables, pero sin sesgos o peor aún de que se pretenda realizar una cacería de brujas, dar palos de ciego o lanzar globos de ensayo para responsabilizar al personal militar sobre un delito de asesinato según los cargos formulados por Fiscalía.

En este contexto y con la finalidad de que la Fiscalía cumpla con su deber y atribución, las Fuerzas Armadas a través del Comando Conjunto en coordinación con el Ministerio de Defensa Nacional, en forma permanente han brindado toda la cooperación, colaboración y las facilidades en la entrega de documentos e información requerida, así como el proporcionar los medios logísticos y disponer que el personal militar en la medida de lo posible acuda a los llamamientos de la Fiscalía a fin de dar cumplimiento a los diferentes impulsos fiscales, a fin de realizar la reconstrucción de los hechos ocurridos el 30 de septiembre de 2010, como se pudo palpar y evidenciar el viernes 15 y sábado 16 de enero de 2021, al permitirse el ingreso del personal de Fiscalía y su equipo de apoyo como Criminalística de la Policía Nacional a las instalaciones de la Brigada de Fuerzas Especiales N°9 “Patria” y del Colegio Militar N° 1 “Eloy Alfaro”, para que pueda organizar y realizar las diligencias con la participación y colaboración del personal militar en servicio activo y pasivo que fue convocado y notificado para el desarrollo de esta diligencia. De la misma forma las Fuerzas Armadas ha previsto se ponga a disposición de la señora Fiscal Claudia Romero vehículos militares, buses e inclusive se coordinó y facilito un helicóptero para que con la Fiscalía realice la reconstrucción de los hechos desde la Brigada de Fuerzas Especiales “Patria” hasta el Colegio Militar en Quito.

De esta manera se puede evidenciar que ha existido total colaboración, transparencia y apoyo por parte de las Fuerzas Armadas a los diferentes impulsos fiscales dispuesto por la señora Fiscal Claudia Romero, para que cumpla con sus atribuciones en procura de buscar y establecer la verdad de los hechos con imparcialidad y justicia.

Carlos Espinoza Otavalo

CRNL. C.S.M DIRECTOR JURÍDICO DEL CC.FF.AA.